De cómo una batalla permitió un avance significativo en oftalmología

icl

Aunque parezca una contradicción, la Batalla de Inglaterra permitió un avance significativo en el campo de la oftalmología, el uso de las lentes intraoculares.

Todo se lo debemos al oftalmólogo Harold Ridley, que observó que los pilotos que trataba por lesiones oculares hechas por astillas de plástico acrílico, desprendidas de las ventanas de las cabinas durante los combates aéreos, no presentaban signos de rechazo a este material ni tampoco a fragmentos de vidrio.

Esto le sirvió para proponer el uso de lentes artificiales en el ojo para corregir los casos de cataratas y fabricó su propia lente en 1949.

Un año después, realizó su primera inserción permanente de lente intraocular, fue el 08 de febrero 1950. Dos años después se realizó el primer implante IOL en los Estados Unidos.

Ridley fue así, el pionero en este tratamiento que se perfeccionó en la década de los sesenta y se universalizó pocos años después.

Y todo gracias a una batalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s