¿Sabías que aún no se sabe por qué tenemos los ojos al frente y no a los lados?

ojo-en-la-cara

Puede que leas el titular y pienses, vaya chorrada.

Sin embargo no es una cuestión menor y durante años se ha debatido y se sigue debatiendo este asunto entre la comunidad científica. Y aún no se ha llegado a una conclusión.

Todos sabemos que hay muchos animales que tienen los ojos a los lados de la cabeza como los pollos, vacas, caballos.. etc. Mientras que otros animales como los monos, felinos, lechuzas tienen los ojos al frente.

Todos los humanos obviamente están en este grupo de animales, pero, ¿cuál es la razón?

La ciencia nos dice que es una cuestión evolutiva. El tener los ojos al frente nos proporciona una mejor profundidad al desplazarnos hacia delante.

Los animales que tienen los ojos a los lados no tienen esta percepción de profundidad aunque por su parte esto les permite una visión panorámica mucho mayor que la nuestra.

La ciencia siempre ha debatido sobre la posición de los ojos y ya en 1922, el oftalmólogo británico Edward Treacher Collins apuntó que nuestros antepasados primates necesitaban una vista que les permitiera mecerse y saltar con precisión de rama en rama y esto se consigue con los ojos en frente. Esta idea fue ratificada en 1991 por el psicoterapeuta visual Christopher Tyler.

Sin embargo, esta idea fue debatida en 2005 por el antropólogo biólogo Matt Cartmill que solo tuvo que poner el ejemplo de las ardillas. Para Cartmill la clave está en que los ojos en frente nos daban una mejor percepción de la profundidad para localizar y capturar las presas.

El neurobiólogo John Allman trabajó a partir de la hipótesis de Cartmill y la expandió para concentrarse en la depredación nocturna. Ya que cazar de noche es mejor con los ojos en frente porque pueden absorber más la luz que si los tuviesen a los lados.

Y ya para rizar el rizo, el neurobiólogo teórico Mark Changizi propuso una idea distinta en 2008. Indicó que los ojos al frente les permitió a nuestros antepasados ver a través de las tupidas hojas y ramas en el hábitat de la selva.

Por lo tanto, el motivo por el cual tenemos ojos al frente de nuestras cabezas aún no está aclarado. Cada hipótesis tiene sus puntos fuertes y débiles y la discusión sigue muy viva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s